lunes, 5 de mayo de 2008

Los Ciclos de la Luna: La Madre amorosa, la Naturaleza despiadada


Hace mucho que no escribía acá, y ya ha pasado mucha agua bajo el puente...

Este último tiempo se ha vuelto en torno a lo femenino en profundidad.
Antes, solía sólo tener amigOs, y la femineidad nunca había sido mi tema...
Después, hace mas o menos 2 años y tanto, acontecieron cosas que me llevaron a conocer la parte mas oscura de mi lado femenino, los celos, la venganza, el veneno... cosas de las que solía jactarme de prescindir.
Por la misma razón, surgió de manera incontrolable, despiadada y destructora. A tal punto que disfrazaba la tortura con "Amor" y "Protección" hacia el otro. Ahora con otros ojos veo que era angustia y ansiedad puras, en busca de seguridad... nada que se pueda explicar racionalmente, pues es un sentimiento muy animal el de buscar seguridad, y no tiene explicación lógica alguna.

Y cómo la Luna, todo mengua, y también ese sentimiento se aplacó por una búsqueda de lo eterno e intelectual... Lo que a estas alturas, me ha hecho ver en mi entrenamiento que algo anda mal.
Ya que rara vez tengo la oportunidad de practicar con otras niñas, desde que empecé a entrenar me he dado cuenta de cómo mis compañeros hombres evolucionan diferente y más rápido su técnica, fuerza y espíritu. Lo que a ratos me frustra y suelo sentirme estancada.
Por lo mismo, inconscientemente empecé a enfocarme cada vez mas en lo técnico, el detaLLito y la forma. Es innegable que me he vuelto más fuerte, pero aun así, siento que se aleja del corazón del budo.

En estas últimas dos semanas, he tratado de percibir qué mierda me pasa en la vida, y me he encontrado a mi misma en un momento de desmotivación y aburridamente vacía.

La última clase, con esto mas o menos consciente, traté de no enfocarme en la técnica, sino que -como mi Shidoshi dice- en el sentimiento de ella, y de llenarla con vida... la verdad es que de una manera muy sutil y delicada, algo cambió.
De hecho ahora incluso suena lógico, que uno tiene que enfocar su propio entrenamiento en lo que le está faltando por alimentar.
El Soke estubo enfermo a punta de yoghurt por mucho tiempo, y perdió todo su tono muscular, ahí fue cuando tuvo que aprender a hacer efectiva su técnica sin el uso de fuerza.
Por fin pude encontrar aquello q me faltaba por nutrir... y es que estoy en busca de mi naturaleza nuevamente, ahora de manera constructiva.
En estos tiempos, me doy cuenta de lo necesarias que son las amigAs, y el contácto con las de mi género me ayuda a no perder ese lazo con la Naturaleza. Me he contactado con más mujeres de la bujinkan, y me parece que simplemente es que percibimos el budo de otra manera.

De aquí en adelante, no más formas muertas.
Finalmente, la respuesta siempre es la misma: Entrenar

GAMBATTE!!

Ilana
Ninniku Seishin dôjo

2 comentarios:

Obscurus dijo...

aveces uno se toma mucho mas tiempo del que describes para darse cuenta de cosas importantes de uno mismo... naturalmente somos conocedores del todo y naturalmente lo hemos olvidado.. donde ese equilibrio? hay que saber escucharse, hay que saber escuchar.. hay que estar presente.. me dijeron en chamanismo una vez.. cortale la cola al pasado y la cabeza al futuro... que significa eso??? que mires el presente, vivas el presente, cada respiro cada sonido y cada emocion en el momento presente de tu vida es lo que hace la diferencia de tu percpcion y union de tu mundo con el mundo de afuera o el mundo que habitamos.. y hasta esos mundos que no somos capaces de percibir aun...

siempre fuerza..

que es mejor? fortalecer las fortalezas o las debilidades?

ambas?

pero si debes elegir?

cual fortalecerias primero?

eso lo decides tu en el momento...

por eso necesitamos estar bien en el presente!

budo, zen, chamanismo, o cualquier filosofia que te conduzca a la iluminaciony perfeccion del ser.. son caminos unidos senderos que nos llevaran a vivir mas alla del 2012!!

besos!

Miripilli dijo...

ahi veces que una siente que esta perdida en este sube y baja de emociones y mas entrenando... ahi veces que una decea ser como los demas compañeros que te rodean pero no es asi y una medio tira la toalla, se deprime o piensa en dejarlo... pero sin embargo ahi algo que te motiva a no dejarte vencer y eso es lo que demuestra ser una verdadera kunoichi seguir entrenando y encontras las ventajas que deja ser mujer como el verte indefenza ante un ataque, como nuestro gran centro de equilibrio, el soportar el dolor aun mas que los demas, ahi muchas ventajas de ser mujer solo velas descubriendo y veras que nuestro entrenamiento va mas alla que solo dar golpes...

suerte y pues acuerdate que no estas sola ahi muchas entrenando fuerte hechale ganas y espero algun dia verte y entrenar juntas junto con Hatsumi sensei